Implantes dentales

El implante dental consiste en un tratamiento mediante el cual se reemplazan de manera artificial, las raíces naturales de las piezas dentarias que se han perdido, para luego montar sobre estas nuevas raíces las prótesis que reemplazarán a dichas piezas perdidas.

Gracias a los avances en las técnicas para implantes y en la elaboración de los materiales dentales, las últimas estadísticas informan que el éxito de los implantes supera el 95%.

En muchos casos los tratamientos con implantes son la mejor solución. Si hay que reemplazar una pieza dental con las piezas dentarias vecinas totalmente sanas, el implante evita el desgaste de estas para la colocación de un puente por un método convencional. Cuando se deben reemplazar varias piezas dentales posteriores y no se cuenta con piezas de apoyo, la solución convencional es de una prótesis removible que presenta la desventaja de adaptación y de reabsorción del hueso y encía donde se apoya la prótesis. Las mayores beneficiadas son aquellas personas desdentadas totales, ya que el implante soluciona los problemas de inestabilidad de las prótesis convencionales por la reabsorción del hueso con el tiempo.

La colocación de un implante se realiza en dos etapas: La primera es la quirúrgica que consiste en la instalación del implante dentro del tejido óseo. Una vez realizada esta cirugía hay que esperar entre 3 o 4 meses para que se logre la óseo integración, es decir la unión biológica entre el implante y el hueso. La segunda etapa es la denominada protética, donde se procede a la exteriorización del implante que estuvo sumergido dentro del tejido óseo mediante la instalación de la nueva prótesis.

Hay que tener en cuenta que no todos los pacientes están aptos para recibir un implante, por lo que es necesario consultar con un profesional idóneo para realizar una previa y minuciosa evaluación de su salud dental, que permitirá asesorarlo acerca de cuales son los tratamientos y/o técnicas más adecuados para su caso personal. Los tratamientos con implantes así como las otras técnicas con prótesis fijas o removibles, le ayudaran obtener una mejor calidad estética, una óptima salud bucal y un pleno desempeño para su vida de relación.